POR QUÉ SE HINCHA LA CARA Y CÓMO REMEDIARLO

La hinchazón en la cara o el edema facial se debe a la acumulación de líquido en los tejidos del rostro.

Principales causas:

  • Dormir muchas horas seguidas, especialmente si se duerme boca abajo.
  • Dormir pocas horas, donde el descanso es insuficiente.
  • Efectos secundarios de medicamentos como la aspirina, penicilina o prednisona.
  • Una cirugía dental.
  • El embarazo y los primeros días del postparto.
  • El tratamiento contra el cáncer, después de una sesión de quimioterapia o inmunoterapia.
  • Alergia causada por la ingesta de ciertos alimentos o la aplicación de ciertos productos en el rostro.
  • Ingesta excesiva de alimentos con alto contenido en sal y sodio.
  • Infección en el rostro o en los ojos, como conjuntivitis, sinusitis o rinitis alérgica.
  • Trauma en la región de la cabeza.
  • Reacción a transfusión sanguínea.
  • Obesidad.

Qué hacer para deshinchar la cara:

1. Aplicar agua fría o hielo

Aplicar una compresa fría, agua fría o un cubito de hielo envuelto en un paño y realizar movimientos circulares con él en el rostro ayuda a disminuir la hinchazón en la cara, debido a que el frío causa vasoconstricción, disminuyendo los vasos sanguíneos y por lo tanto, la hinchazón de forma rápida y eficaz.

2. Beber agua y comer alimentos diuréticos

La ingesta de líquidos y de alimentos diuréticos estimula la diuresis, eliminando así el exceso de líquidos naturalmente a través de la orina. En caso de que el edema facial sea originado por algún problema cardíaco, pulmonar o renal, la ingesta de líquidos podrá ser restringida. Por este motivo, en estas situaciones se debe consultar al médico la cantidad a ingerir.   

3. Hacer ejercicio

La realización de actividad física tipo caminata, ayuda a aumentar la circulación sanguínea, ayudando a disminuir la hinchazón.

4. Realizar un drenaje linfático en el rostro

Se trata de un tipo de masaje suave y ligero, que se aplica sobre el sistema circulatorio con el objetivo de movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido que ocupa el espacio entre las células.

5. Tomar medicamentos diuréticos

Debe ser el médico quien te los recete. Estos estimulan los riñones para aumentar la filtración de la sangre, ayudando al organismo a eliminar más cantidad de agua y sodio a través de la orina. Asimismo, ayudan a controlar la presión arterial, sin embargo, pueden estar contraindicados en algunos casos como insuficiencia renal, alteración hepática grave o deshidratación, por ejemplo.

Si aún usando estos remedios el edema persiste lo recomendable es acudir al médico.

Facebook Twitter Google Plus Pinterest

Leave A Reply